Biofília: imprescindible en los diseños de oficinas